6 consejos para lograr ser disciplinado y consistente

Pareciera que lograr ser disciplinado, es cosa con lo que se nace. Y lo digo porque he escuchado a las personas decir muchas veces “ojalá tuviera disciplina de aquel corredor para hacer ejercicio”. Pero amigo, amiga, aunque la disciplina parece que pocos la tienen, no es algo con lo que se nace.

Lograr ser disciplinado, es una habilidad adquirida, no innata. El hecho de que no te levantes una o dos horas antes de prepararte para tu trabajo y te pongas a hacer algo de ejercicio, es solo falta de disciplina. Al menos un cuarto de la población mundial, piensa que la falta de fuerza de voluntad es un obstáculo real para cambiar un estilo de vida.

La mayoría de las personas piensa que, para tener disciplina, se requiere tiempo libre. Pero la realidad es que, no existe evidencia de esta afirmación. De hecho, lo que importa en tu vida, es lo que haces con el tiempo que tienes o cómo lo aprovechas.

cómo lograr ser disciplinado

Un fisicoculturista, no logró sus músculos en dos semanas. Le llevó, meses y meses, de tomarse un tiempo para ir al gimnasio y hacer realidad su deseo de tener músculos más grandes.

Esa es la realidad, querer es poder. Si quieres hacer o tener algo, inviertes tiempo para encontrar la manera de hacer que las cosas pasen. Eventualmente, la disciplina va llegando sola, porque te conviertes en una persona de hábitos saludables.

6 ejercicios para lograr ser disciplinado y consistente

Sin embargo, para desarrollar la habilidad y lograr ser disciplinado, te puedes apoyar con estos 6 ejercicios que despertarán en ti a esa bestia dormida. El ejercicio mental, puede desarrollar los músculos de la disciplina, así que no dejes de entrenar cada día.

Tienes debilidades, acéptalo

Todos tenemos fallas, tenemos cosas que nos pueden hacer débil y que nos hacen fallar en la vida. Reconocer estas debilidades solo puede hacerte más grande. Algo tan simple como revisar Facebook, Instagram, Twitter o TikTok, mientras estás trabajando, es una debilidad que reduce tu productividad y no te permite alcanzar tu potencial.

Admítelo, si haces esto, es una debilidad que destruye tu productividad y no te deja desarrollar la disciplina, y hay que trabajar en eso. Reconocer que tienes un problema, siempre será el primer paso.

Ten claro en mente qué es lo que quieres

Como te mencioné, esta habilidad no aparece de un día para otro. Un fisicoculturista no le crecen músculos en una semana. Un ciclista no recorre una maratón de 200km luego de entrenar 15 días. Es un proceso que necesita de una estrategia para desarrollar el músculo mental.

Empieza por tener buenos hábitos, hábitos saludables. Empieza por hacer un poco de ejercicio por las mañanas, reduce el tiempo que pasas viendo televisión o viendo videos en YouTube. Reduce el tiempo que pasas en las redes sociales en general.

Toma una hoja y escribe los pasos que vas a tomar y cúmplelos. Un plan siempre es necesario si quieres llegar a una meta.

El ser humano es débil

Las tentaciones te corromperán más rápido de lo que te imaginas. Pueden destruir todo tu esfuerzo en un instante. No puedes lograr ser disciplinado y consistente, por ejemplo, en bajar de peso, si tienes tu casa llena de golosinas y comidas de microondas. El ser humano es corrompible, es débil y tú no estás exento de ello.

Siguiendo este ejemplo, tienes que regalar a otros (porque nunca es bueno desperdiciar comida, aunque sea mala) los chocolatines, las galletas, las papas fritas en bolsa y todo aquello que te logre sacar de tu meta de bajar de peso.

De igual manera, si deseas algo a nivel profesional, debes guardar tu celular en algún lugar de la casa para que no te de la tentación de revisar -quién te dio like a X foto- o ver que andan comentando ahorita.

lograr ser disciplinado

Aprende a tolerar a la gente incómoda

O en general cualquier situación de incomodidad. Cuando buscas lograr ser disciplinado, es natural sentirte incómodo con ciertas situaciones como levantarte temprano para hacer ejercicio. Quedarte horas extras para lograr el aumento en tu trabajo, etc.

Sobre todo, porque no quieres sentirte “raro”, por ejemplo, estás en pleno trabajo, digamos, corriendo en la corredora. Y digamos que te pusiste de “meta” 20 minutos, pero entonces te quedas DESEANDO que esos 20 minutos terminen. Y eso es precisamente lo que te hace sentir incómodo.

Resiste otro minuto más en la caminadora, resiste otro minuto más en el trabajo, resiste otro minuto más lo que sea que estés haciendo. Permite que esa sensación te invada sin afectarte. Porque debes entrenar a tu cerebro para soportar las incomodidades del enemigo.

Tu mente fija en la recompensa

Cuando estás ocupado en lograr ser disciplinado, las tentaciones atacarán tus pensamientos a cada rato. Por lo que debes combatir esos pensamientos enfocándote en la meta, en los logros, en lo que vas a conseguir una vez llegues a donde quieres llegar.

Si no sabes ahorita, muy bien lo que quieres lograr, escríbelos. Ponlos frente a ti cuando estés trabajando en esa disciplina y haz que los logros, opaquen a las tentaciones de querer tirar la toalla. Recuérdate a cada instante, lo que puedes conseguir.

Los errores pasan, acéptalo

Cualquier cosa que te esté provocando un estrés o un pequeño cuadro de ansiedad, seguro debilitará el esfuerzo que estarás haciendo para lograr ser disciplinado.

Incluso hasta algo bueno como lograr un objetivo de trabajo o cualquier cosa buena que te haya pasado, te convencerá de que puedes tomarte un “día libre”. Sea eso, o un error o algo que te esté estresando, son cosas que tienes que aceptar que suceden.

Los errores pasan, lo que de verdad importa, es el cómo superas los errores y el enfoque que le das a ellos. Acéptalo, a veces uno se equivoca, pero no es el fin del mundo. Esa habilidad para aceptar que las cosas malas pasan, te ayudará en lograr ser disciplinado. Sobre todo, lo que puedes aprender de tus errores.

A muchos nos cuesta aceptar que cometemos errores y a muchos otros, les cuesta mucho más aceptar que se puede aprender de ellos. Rompe el ciclo y la próxima vez, logra un cambio con la lección que ese error te dejó.

Conclusión

Trabajar en el autocontrol es el motor principal para lograr ser disciplinado. El evitar las tentaciones, hacer todo a un lado solo porque tuviste un día malo, aprender de tus errores, todo esto te ayudará a ser un ser humano superior, pero no superior a los demás, superior a la versión de ayer que fuiste. Para lograr ser disciplinado, necesitas ser constante al seguir estos consejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *